La oratoria consiste en la forma de comunicar el mensaje que se quiere transmitir con claridad y efectividad. ¿Te gustaría aprender a hablar bien en público y sin temor a quedarte en blanco? En este artículo te explicamos los aspectos principales de la oratoria y las características de un buen orador. Eso sí, para obtener conocimientos más profesionales, te recomendamos cursar el máster en oratoria y discurso, que impartimos en Escuela Ergon.

¿Qué es la oratoria y para qué sirve?

La oratoria se conoce como el arte de decir, y sobre todo de saber decir. ¿Qué significa esto? Empleamos este término para referirnos a la capacidad de expresar en el momento adecuado y de una manera correcta el mensaje que se quiere hacer llegar. Así pues, la oratoria no consiste solo en hablar a otros, sino que incluye una gran cantidad de técnicas, principios o normas que capacitar a una persona para expresarse adecuadamente en público.

El objetivo de esta acción es transmitir un mensaje que genere confianza. Para ello, es clave tener la habilidad de convencer a las personas por medio de las palabras, hablando con elocuencia. Se trata de una capacidad que surge de forma natural en la persona, como los conocimientos para convencer a los demás sobre alguna cuestión.

Características de un buen orador

Realizar un buen discurso no se traduce al mero hecho de hablar en público. La realidad es que un buen orador debe destacar por unos rasgos específicos:

  • Principalmente, tiene que hablar con claridad, eficacia, persuasión y entusiasmo.
  • Por otra parte, debe tener claro el objetivo del discurso.
  • La oratoria siempre se lleva a cabo a través de un único orador que se coloca frente al público.
  • Durante el discurso, la persona que comparte el mensaje tiene que mantener una actitud positiva y transmitir serenidad.
  • Es muy importante que el orador elija un atuendo adecuado para la ocasión.
  • No debe tener miedo a hablar en público, sino que debe contar con soltura a la hora de transmitir el mensaje.

¿Cuáles son los 5 tipos de oratoria?

Si bien es cierto que no existe una clasificación concreta, los profesionales en este ámbito suelen hablar de cinco tipos de oratoria: política, social, religiosa, empresarial y pedagógica. A continuación, vamos a conocer cuáles son y en qué consisten.

1. Política

La finalidad de esta clase de oratoria es convencer a la gente de las ideas políticas que el propio orador tiene. Es un discurso que se realiza durante la campaña electoral para obtener los votos del público. El objetivo principal es lograr que los indecisos voten a favor del equipo político al que pertenece el orador.

2. Social

Esta es una de las que más empleamos en el día a día, ya que se trata de una oratoria que se emplea en el entorno social cercano. Por consiguiente, la mayoría de veces se lleva a cabo con un tono informal y se utiliza con los amigos, la familia, a nivel académico o laboral.

3. Religiosa

En este caso, se trata de la difusión de sermones y principios morales de las religiones. Como puedes deducir, estos discursos son emitidos por figuras religiosas, como los curas durante las misas o las charlas en las iglesias.

4. Empresarial

Principalmente, su ejecución se basa en las relaciones entre el personal. La finalidad suele ser la persuasión para obtener ciertos objetivos empresariales. También se conoce por el término inglés management speaking.

5. Pedagógica

Esta clase de oratoria es empleada por educadores, catedráticos o profesores que se dediquen a proporcionar conocimientos y enseñanzas a sus alumnos. Por lo tanto, se trata de transmitir conocimientos y cultura general mediante la palabra hablada.

Cómo hablar bien en público

A la hora de desarrollar un buen discurso, sin importar quién sea el destinatario y cuál sea la finalidad, es necesario tener en cuenta cómo debe llevarse a cabo para satisfacer unos objetivos determinados. Así pues, de forma específica, los requisitos para una buena oratoria son los siguientes:

  • Inicio atrayente: al comenzar con un discurso es importante captar la atención del público. Si quieres conseguirlo, únicamente contarás con unos pocos segundos, por eso es tan importante realizar una presentación atractiva para los oyentes.
  • Desarrollo: no se puede transmitir el mensaje a través de un discurso aprendido al pie de la letra, ya que eso aburre al público. Lo mejor es tener preparados algunos apuntes en los que puedas apoyarte para hablar, priorizando la naturalidad y evitando la lectura del papel y/o memorización del discurso.
  • Usar el lenguaje corporal: cuando realmente se siente lo que se está hablando, los movimientos surgen de forma natural. El cerebro de una persona tiene la capacidad de reconocer el mensaje mediante la expresión corporal.
  • Interacción: hablar y hablar no va a ser siempre atrayente, sino que también es esencial que se interactúe con el público, se pida su opinión, se planteen preguntas, etc.
  • Charla personalizada: dependiendo del tipo de audiencia, el orador debe expresarse de una forma u otra. Es esencial saber qué es lo que prefieren oír los oyentes, qué intereses tienen y cuáles son sus dudas sobre el tema que se está hablando.

Curso en oratoria de Escuela Ergon

Ahora que sabes mucho más sobre este tipo de comunicación elocuente, ¿te gustaría ser un experto/a en el arte del discurso? Con nuestra especialización en oratoria adquirirás todas las competencias que necesitas para cultivar el don de las palabras, empleando las técnicas adecuadas a cada ocasión. Para ello, en el máster te formarás en las siguientes áreas de estudio:

  • La importancia de hablar bien.
  • Cómo afrontar el miedo a hablar en público.
  • Técnicas de asertividad.
  • Cómo preparar un discurso de oratoria.
  • Recursos técnicos necesarios para desarrollar una charla.
  • Cómo mejorar la capacidad de escuchar.
  • Comunicación asertiva en el sector de las ventas.
  • Tratamiento de dudas y objeciones del público.

Como ves, a través del programa formativo de Escuela Ergon aprenderás a hablar bien en público y a impactar a diferentes tipos de audiencias. Solicita más información sin compromiso y empieza a formarte para potenciar tu carrera profesional como orador.